Malo para el país: El complejo soja deja de facturar u$s1.550 millones en dos años

El informe del INDEC sobre el Intercambio Comercial Argentino (ICA), al mes de noviembre, no deja dudas de lo mal que le está yendo al complejo soja, principal generador de divisas del país.

En el comparativo con 2016, la exportación de porotos decreció en 518 millones de dólares, la de harina en 685 millones, la de aceite en 163 millones y la de biodiésel en 64 millones. En total y restando un mes para que concluya el año, las exportaciones de este complejo cayeron 1.430 millones de dólares. Respecto de 2015 la caída se eleva a u$s1.550 millones, que hubiera sido peor si no fuera por la recuperación de las exportaciones de biodiesel entre 2015 y 2016.

También es importante señalar que, de acuerdo al informe ICA del INDEC, el deterioro exportador no se produce por una baja del precio sino por menos cantidades exportadas.

Esta floja performance se da en un contexto donde el déficit comercial externo va en franco ascenso y trepa a u$s7.656 millones entre enero y noviembre.

Por otra parte, la aplicación de derechos de exportación impactó en una caída del área sembrada de 3,7 millones de hectáreas, entre 2015/16 y 2017/18, de acuerdo a lo que proyecto el ministerio de Agroindustria. Más allá de la volatilidad que el clima le puede dar a la cosecha, a un rinde promedio de 3 t/ha, esa reducción significa la hipotética pérdida de más de 11 millones de toneladas.

También se hace evidente que el atraso cambiario, que se sintió fuerte a lo largo de 2017 y que recién ahora podría empezar a corregirse, impacta en las decisiones de venta de los productores rurales.