Panattieri: “China explica el aumento de las exportaciones de carne bovina”

Darío Panattieri, responsable de exportación de Ecocarne / Viande, será uno de los disertantes en próximo seminario sobre Competitividad Exportadora Agroindustrial, que organiza RIA Consultores el miércoles 27 de setiembre en el Salón Olimpo del Savoy Hotel (CABA)http://goo.gl/CrDmPi . En esta charla, sintetiza su visión sobre el mercado externo de la carne vacuna argentina.

 

-Los datos del comercio exterior muestran que lo que realmente crece en la exportación bovina es la carne congelada y que en ese rubro sobresale China. ¿Cómo estás viendo la tendencia de la demanda?

-Sin duda: se trata de China. Hoy tenés un mercado sin grandes sorpresas, con Europa e Israel comprando en forma estable y constante. Lo que se mueve es China, que en los últimos tiempos acomodó un poco mejor los precios y creció en volumen. Eso es muy bueno. En nuestro caso, lo percibimos por la cantidad de mails que nos llegan de importadores chinos interesados en abastecerse de acá.

 

-¿Qué compra China?

-El cuarto delantero, -lo que le decimos el “delantero robado”-, más algo del cuarto trasero como es la bola de lomo y la cuadrada, y el denominado “chuck and blade”. Pero lo fantástico de China es que se lleva el brazuelo y el garrón, que son cortes que acá no se comen, y que ayudan a valorizar mucho el animal.

 

-¿De qué valores estamos hablando para estos dos cortes?

-De entre 4.500 y 4.700 dólares la tonelada. Así como no hay nadie que pague mejor el asado que el argentino, no hay nadie que pague mejor el garrón y el brazuelo que el chino.

 

-¿Cómo estás viendo la exportación de acá a fin de año?

-Creo que terminaremos con 250.000 o 270.000 toneladas a nivel país. Se habla de que venimos creciendo un 20%, pero no es lo mismo crecer desde las 750.000 toneladas que llegamos a exportar allá por 2006, que crecer desde el piso en el que estábamos. Hay que ser prudente con estas cosas.

 

-Además de China, ¿no aparece ningún importador nuevo que mueva el mercado?

-Siempre pensamos en los países árabes y de hecho hay muchos contactos, pidiendo carne de calidad y etcétera, etcétera. Pero eso es hasta que le pasamos el precio. Cuando les decimos que el valor es de 15.000 dólares la tonelada, se acabó la charla. De todas maneras creo que en algún momento ese mercado va a aparecer. Hoy lo que tenemos es el Rump & Loin colocado en Europa, tenemos China como dije, algo en Vietnam, Hong Kong y el sudeste asiático, Israel por supuesto que es un comprador importantísimo, Chile que es un destino muy firme y Brasil con la tapa de cuadril. Y pará de contar.

 

-¿Se abre finalmente el mercado estadounidense?

-Dicen que para fines de octubre habría novedades. Según parece se trata de un trámite que está en algún cajón de la administración federal de ese país.

 

-Dos temas para terminar, Darío: novillo y dólar. ¿Cómo la ves?

-En relación con Uruguay y Paraguay más o menos el precio del novillo se acomodó, pero seguimos por arriba de Brasil. En cuanto al dólar, no soy un experto en eso y tampoco creo que la competitividad de la industria frigorífica pase por el tipo de cambio, pero lógicamente con un dólar más cerca de 18 estamos mejor que con uno cerca de 17, porque el precio de la hacienda, mejor dicho de la carne, le ganó al tipo de cambio.