Boom exportador de aceite de girasol fraccionado ¿Fenómeno coyuntural o estructural?

El último Informe RIA señala que en el primer cuatrimestre de 2017 se exportaron 32.660 toneladas de aceite de girasol refinado y embotellado, versus 7.822 toneladas en igual lapso de 2016. Fundamentalmente, explica la consultora, hubo un boom de exportaciones en los meses de marzo y abril, cuando se superaron las 10.000 toneladas mensuales.

El dato viene de la mano de un incremento en el área sembrada en la campaña 2016/17, que llevó a que la producción pasase de 3 a 3,5 millones de toneladas. En sintonía con una mayor abundancia de materia prima, la molienda de esta oleaginosa se incrementó 6%, al pasar de 1,28 a 1,36 millón de toneladas entre el primer cuatrimestre de 2016 y el de este año.

Se trata, entonces de una cadena que está mejorando su desempeño a lo largo de todos los eslabones que la integran, ya que al tiempo que se incrementa la producción, se incrementa la exportación de pellets (primer producto del procesamiento) y del aceite refinado y embotellado (segundo escalón, y en este caso último, de la cadena de agregación de valor).

El informe RIA señala que el crecimiento en las exportaciones de aceite refinado y embotellado ha sido parejo en los mercados que abastece la Argentina, que principalmente son Chile y Paraguay, aunque luego aparecen otros en el resto de América del Sur, pero también en ultramar, como es el caso de Lituania, mercado que está peleando palo a palo con Colombia el tercer lugar como destino para el producto argentino.

Ahora bien, ¿se trata de una cuestión estructural de la competitividad de la agroindustria argentina o por el contrario es una mera coyuntura que puede concluir con la misma velocidad con la que surgió?

Gente de La Pampa SA (GLP) es una industria ciento por ciento nacional y familiar, radicada en la provincia de La Pampa,  que se ha hecho su lugar en el comercio internacional de aceite de girasol refinado, peleando con los gigantes del negocio como son AGD, Bunge, Nidera o Vicentín. Pablo Aldea, responsable de comercio exterior de la compañía, sostiene que hay un contexto general dado por el acortamiento de la brecha entre el aceite de girasol y el de soja, que arranca a fines del año pasado, ante la cual muchos mercados tienden a moverse hacia el de girasol. Este es el caso de Chile -a donde al aceite de girasol se lo conoce como “maravilla”- y que migra desde el de soja o mezclas por una cuestión de precios relativos.

GLP es un fuerte abastecedor de Paraguay, segundo mercado en importancia de la Argentina, donde hay una mayor fidelización de los consumidores hacia el producto nacional. En el caso puntual de GLP, Aldea señala que lo vienen trabajando desde hace años, logrando una situación de estabilidad importante.

El análisis de las exportaciones, como ya mencionamos, muestra ventas a países de Latinoamérica, como Colombia, Uruguay, Panamá o Perú. Pero sobre este punto, Aldea sostiene que varios de estos mercados están imponiendo trabas arancelarias o paraarancelarias al ingreso del aceite refinado embotellado desde la Argentina. “Colombia aplica un arancel variable que puede llegar hasta el 50% del valor y que vuelve la operación muy impredecible, por esa condición de variabilidad. Uruguay, por ejemplo, a pesar de ser socio del Mercosur, aplica un arancel del 16% al ingreso del producto argentino”, explica.

El ejecutivo señala que hay conversaciones con el sector público para destrabar estas situaciones que traban el desarrollo del comercio exterior.

En lo estructural, Aldea sostiene que la unificación del tipo de cambio, la quita de los derechos de exportación, la eliminación de los subsidios cruzados y la implementación de un reintegro del 3 por ciento a las exportaciones generan condiciones más favorables a la colocación internacional de un producto con alto valor agregado en la cadena del girasol.

El caso Lituania: A pesar de su proximidad con la cuenca del Mar Negro, fuerte productora de girasol, el báltico país de Lituania está importando aceite de girasol embotellado desde la Argentina. En los primeros cinco meses del año  compraron 1,373 toneladas, que fueron provistas en exclusividad por la cordobesa AGD, bajo la marca Natura o Member Selection. En el mismo periodo del año pasado, ese mercado había comprado 981 toneladas, también a la compañía radicada en General Deheza.

 

Para citar: www.javierpreciadopatiño.com