Toyota, Nissan y GM, las que mejor aprovecharon los sojadólares de la nueva campaña

Por Javier Preciado Patiño

Entre enero y agosto de este año, la cámara automotriz ACARA registra el patentamiento de 52.851 camionetas 4×4 de las cinco principales marcas, cifra que resulta 17% superior a la de 2015, cuando se habían patentado 45.098 vehículos.

Aunque tal vez no con toda la fuerza que podría haber generado el impacto conjunto de devaluación más eliminación de retenciones, los productores agropecuarios reaccionaron positivamente al nuevo marco económico renovando su flota de vehículos.

Pero el 17% de suba general esconde ganadores, empatadores y perdedores en el competitivo segmento de las 4×4. Toyota con su Hilux está a la cabeza de las preferencias. Del año pasado a este elevó su participación general del 39 al 42%, vendiendo la friolera del 27% más de unidades. En total fueron 22.226 camionetas contra 17.551.

Sin embargo, el crecimiento más impactante lo tuvo Nissan con su Frontier; de apenas 37 unidades vendidas entre enero y agosto de 2015, pasó a 828 este año, multiplicando por 22 el volumen de su negocio.

A otro que le fue muy bien fue a Chevrolet, para su S 10, que pasó de vender 3.542 a 5.071 unidades este año, lo que implica una expansión del 43% interanual. De todos modos, su participación de mercado sigue siendo baja, arañando al 10 por ciento.

En el otro extremo está Ford, que pasó de patentar 12.045 unidades en 2015 a 11.772 en 2016, retrocediendo 2 puntos porcentuales con su modelo Ranger. En un mercado que se expande, algo ha fallado en la política comercial de la compañía.

Un punto intermedio lo logra Volkwagen para su exitosa Amarok, que de 11.923 unidades trepó a 12.954, es decir un 8% de expansión interanual.

Con los números consolidados de estas cinco marcas, la mayor diferencia se hizo en abril y mayo, en pleno ingreso de la cosecha gruesa, cuando la diferencia interanual fue de 42% y 56% respectivamente. El año había arrancado al revés, con una caída de 9% para enero. En tanto, para agosto el furor por la renovación parece haber amainado y las ventas crecieron solo 6 por ciento.

Para citar: www.javierpreciadopatiño.com