Seminario de RIA Consultores: Reclaman medidas de estímulo para la exportación con valor agregado

Este martes 23 de agosto realizamos el seminario Coyuntura y Perspectiva de la Agroindustria, un tema por demás importante. El marco lo da el informe del Indec sobre comercio exterior que marca para julio una caída del 21% en las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial (MOA’s) y un acumulado en los primeros siete meses de unpunto porcentual negativo.

Lo grave de esta estadística es que ni siquiera el complejo sojero pudo compensar el derrumbe del resto de las operaciones agroindustriales, donde el complejo lácteo acumula una retracción del 32%, los productos de la molinería un 13%, los cueros un 20% y hasta la carne tiene números en rojo, con 3%.

Precisamente una de las cuestiones que atravesó las disertaciones fue la falta de mecanismos de estímulo a la exportación de productos con valor agregado industrial. En el caso de la cadena de trigo, hay cero retención tanto para el grano de trigo, como para la harina o los panificados. Al mismo tiempo no se implementaron mecanismos de reintegros impositivos para de alguna manera compensar esta situación.

El secretario de Agricultura, Ricky Negri, explicó que la idea del Gobierno es “no exportar impuestos” y que para ello se ha conformado una mesa interinstitucional para analizar cómo implementar un sistema de reintegros a la exportación. Pero mientras tanto, la agroindustria sufre la inequidad de es lo mismo importar la materia prima que el producto elaborado.

El secretario Ricky Negri cerró el encuentro y respondió preguntas de los asistentes

El secretario Ricky Negri cerró el encuentro y respondió preguntas de los asistentes

Incluso se mencionó que la Asociación de Cooperativas Argentinas tiene en carpeta el proyecto de construir una maltería (sería en la zona de Necochea – Quequén), que está a la espera de la definición de la política arancelaria.

El seminario también abordó la cuestión de la bioenergía. Se explicó que el consumo de nafta ha caído 20% y que eso pega directamente en el volumen de bioetanol necesario para el corte, de tal manera que el aumento de 2 puntos porcentuales apenas si neutralizó la caída de la demanda. Por otra parte, los puntos adicionales fueron direccionados hacia la industria de la caña de azúcar, de tal manera que la industria del bioetanol de maíz está hoy con capacidad ociosa.

La industria sueña con un corte del 25% con las naftas, como ocurre en Brasil y con más de mil plantas de 1MW de generación de electricidad a partir de biogás, que haría que 1,2 millón de hectáreas de maíz se destine a la generación de energía, es decir un poco más de la superficie que va a crecer el área maicera en esta próxima campaña 2016/17.

Manuel Ron, presidente de BIO 4, dio el panorama de la bioenergía de maíz

Manuel Ron, presidente de BIO 4, dio el panorama de la bioenergía de maíz

Otro aspecto abordado fue la poca participación de la biomasa y el biogás en el reciente llamado a licitación para proveer 1.000 MW, donde ambas fuentes apenas sumaron el 8% del total. Además la licitación tendría aspectos complejos para que accedan proyectos surgidos del asociativismo rural.

Finalmente la falta de un valor para la electricidad generada a partir de biomasa o biogas es otro factor que está limitando el despegue de la actividad.