El ex-cineasta y su tirria contra el campo: Pino Solanas boicotea el tratamiento de una ley de envases fitosanitarios

Pino solanas

Por Javier Preciado Patiño

Lejos quedaron los días en los que el ahora senador Fernando “Pino” Solanas, soñaba con el Sillón de Rivadavia y visitaba la feria Expoagro, tratando de ganarse la simpatía de los chacareros. Era un “exultante” Solanas, que recorría en su carrito eléctrico la feria (al decir de la gacetilla de Expoagro), montado en la relativa popularidad que le daba su antikirchnerismo militante.

Pero el tiempo pasó, la realidad esfumó sus ambiciones, y la verdadera cara del ex cineasta, en lo que al campo se refiere, quedó a la vista: desde su posición de presidente de la Comisión de Ambiente del Senado está haciendo lo imposible para que la sociedad argentina no pueda contar con una ley de envases agroquímicos.

“¿Por qué no se ponen de acuerdo?”, suele decir la gente frente a las desaveniencias de la política. Esto fue lo que justamente ocurrió con el proyecto 375/2014, que el Poder Ejecutivo Nacional envió a la cámara Alta en noviembre del año pasado, para su tratamiento.

Con giro a las comisiones de Agricultura, de Justicia y de Ambiente, se convocó a reunión de asesores de las que participaron representantes de entidades rurales, técnicas, asociaciones de cadena, ONG’s, el Minagri, el Senasa, etcétera, etcétera. A pedido de los participantes y sobre la base de fundamentos técnicos se introdujeron modificaciones al texto original y hubo un compromiso para que otras se introduzcan a la hora de la reglamentación.

Los principales bloques políticos, leáse el Frente para la Victoria, la UCR y el PRO mostraron su acuerdo en avanzar con el proyecto, donde la presidenta de la comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca, la formoseña Graciela De la Rosa, mostró un importante grado de compromiso con la problemática.

Pero el tratamiento hoy se encuentra bloqueado por el divismo del ex cineasta y ahora senador por la ciudad de Buenos Aires, Fernando “Pino” Solanas, que ha dado rienda suelta a su ojeriza contra el agro. No solo sus asesores no participan o lo hacen a desgano de las reuniones, sino que junto con las organizaciones ambientalistas buscan llevar la discusión no a cómo resolver la cuestión de los envases sino a cuestionar la agricultura moderna.

En la última de estas reuniones, el pasado jueves 17 de setiembre, habría surgido desde la conducción de la comisión de Ambiente, la necesidad de convocar a más reuniones para continuar el “análisis más profundo” del proyecto. “¿Qué más análisis, si hay consenso?” se preguntan asesores de las otras fuerzas políticas.

Supuestamente habría un compromiso del senador porteño para no trabar el tratamiento del proyecto y convocar al plenario de comisiones para que pueda pasar al recinto. Pero cuando en paralelo Solanas montó un show anti agricultura bajo el disfraz de un supuesto debate sobre “agrotóxicos y transgénicos”, del cual participaron solamente ONG afines, ese compromiso parece dudoso.

El mismo encuentro fue definido por Solanas como “un homenaje a Andrés Carrasco y Norma Giarraca, dos luchadores que buscaban un nuevo modelo agrícola”. Así las cosas, ¿qué se puede esperar del senador? En nombre del ambiente, lo que hoy ocurre es que sigue sin haber una solución para la disposición final de los envases agroquímicos.