Maní con Chocolate vs Audi

Con mil kilos de maní con chocolate me compro un Audi

Por Javier Preciado Patiño

A mi pregunta, ¿cuánto te debo?, el kioskero responde 15 pesos.

El envase me indica que son 40 gramos de maní con chocolate, de reconocida marca, lo que acabo de comprar.

Hago la cuenta de tres simple: si 40 gramos cuestan 15 pesos, un gramo cuesta 15 dividido 40 y mil gramos 15 dividido 40 por 1.000. Respuesta: 375 pesos.

El número ya de por sí me asombra: es el doble que un kilo de salmón rosado y tres veces el de un buen corte de carne vacuna. Incluso me puedo comprar 6,25 kilos de morrón, que por la zona cuesta la friolera de 60 pesos el kilo (“falló la cosecha” asegura el verdulero para justificar el precio, tan disparatado como el del maní con chocolate).

No puedo evitar pensar en términos de tonelada, la moneda de cambio del negocio granario. Así, son $375.000 lo que cuestan los mil kilos de maní con chocolate. Es un poco bastante más de lo que indica la Bolsa de Cereales de Córdoba que cotiza el maní runner  en $4.485 por tonelada.

¡Eso sí que es agregar valor! Tomar el maní, descascararlo, tratarlo, darle un baño de ¿chocolate?, ponerlo en un envase de cartón, perdón fraccionarlo antes, y llevarlo hasta el kiosko significa multiplicar por 83 el valor de esta oleaginosa (o nuez, como prefieran llamarlo).

Me viene a la memoria la analogía del querido Héctor “El Negro” Ordoñez cuando decía que un kilo de carne valía más que un kilo de Audi. Ahora, estoy en condiciones de afirmar que una tonelada de maní con chocolate alcanza para comprase un A1 modelo 2012, impecable, joya nunca taxi, conseguible a $350.000 por internet.

Audi vs Maní con Chocolate

Audi vs Maní con Chocolate

Así que, amigos, inviertan menos de 5.000 pesos en una tonelada de maní, descascárenlo (si es que hace falta), báñenlo con chocolate, fracciónelo en envases de 40 gramos, y cómprense ese auto que siempre soñaron.

Hasta la próxima